Hogar confort¿Por qué un Seguro de Hogar?

En términos generales

Nuestro hogar, es sin duda nuestro espacio más íntimo y de confort. Es donde nos sentimos seguros, cómodos y protegidos.

Pero también es algo más que un concepto. Es una espacio físico que contiene nuestros bienes, nuestros recuerdos. Es además, la gran hucha en la que metemos o hemos metido una buena parte de nuestros ahorros de toda una vida. Ya sea porque lo hemos comprado o sólo porque lo hemos amueblado, es, sin lugar a dudas la mayor inversión material que hacemos a lo largo de nuestra vida.

Pero ¿quién protege nuestro hogar? Quizás lo primero que deberíamos ser conscientes es de los riesgos a los que está expuesto, para a partir de ahí poder tomar una decisión consciente sobre si lo protegemos nosotros o se lo encargamos a un tercero.

Los riesgos pueden venir de:

- Fenómenos de la naturaleza: meteorología, terremotos /  maremotos, volcanes, etc.

- Sociales: robo, actos vandálicos, etc.

- Puramente accidentales: roturas de cristales, escapes de agua, incendio por cortocircuito o sobretensión, avería de electrodomésticos, etc.

A la vista de estos riesgos, es obvio que las personas no podemos asumirlos todos. Podemos afrontar una rotura de un cristal; incluso quizás un escape de agua (hasta cierto punto), pero no podemos asumir los daños por un terremoto o por un incendio grave. Y es a partir de aquí cuando se hace imprescindible la contratación de un seguro.

Pero además, hoy en día, los seguros de hogar son también solucionadores de problemas: a partir de los numerosos servicios que incluyen, nos gestionan desde una reparación de una fuga de agua, esté o no cubierta por el seguro, hasta la recuperación del video de nuestra vacaciones que se perdió en la tarjeta de memoria de la cámara, la reparación de un electrodoméstico, o la instalación de una antena, además de enviarnos un médico al hotel estando de vacaciones.

Cuando los imprevistos sólo provocan situaciones de mayor incomodidad o pérdida de valor o uso de objetos no imprescindibles, podemos convivir con la situación. Pero ¿y si estos imprevistos son de mayor alcance?

El hecho de que el seguro de hogar no sea de contratación obligatoria, no significa que lo necesitemos menos.

Las catástrofes naturales

En España disponemos de una institución denominada Consorcio de Compensación de Seguros, entre cuyas funciones se encuentra la cobertura frente a Riesgos Extraordinarios. Son Riesgos Extraordinarios, entre otros, los terremotos, erupciones volcánicas, maremotos o los huracanes.

NubesEsta institución, que es modelo a nivel mundial, dispone de una regulación que hace que esta cobertura sea aplicable a través de pólizas de seguro ordinarias y que incluyan ciertas coberturas. De ahí que para disponer de cobertura frente a estos riesgos sea necesaria la existencia de una póliza, por ejemplo, de Hogar.

Recientes ejemplos lamentablemente nos han demostrado que este tipo de fenómenos de la naturaleza no nos son ajenos, y estos riesgos son inasumibles para casi cualquier economía doméstica.

Además, si tienes hipoteca

Pero además, cuando adquieres tu vivienda con el apoyo de un préstamo hipotecario, la ley obliga a que este bien esté asegurado. En estos casos, además, se ha de indicar en la póliza la existencia del préstamo hipotecario.

De ahí que hayamos visto como los bancos nos ofrecen la posibilidad de contratar el seguro a través de ellos cuando nos facilitan el préstamo hipotecario.